¿Se podría conseguir abandonar las drogas sin ayuda?

Sí, pero llegado a la dependencia no se trata de algo sencillo, sino más bien todo lo contrario. Se trata de un proceso costoso, y de hecho, no es sencillo de conseguir.

Con la ayuda externa se encuentran estrategias diseñadas específicamente para ese fin y además contrastadas empíricamente a través de la experiencia.

Una de las primeras alternativas es intentar dejar las drogas por ti mismo.

Esto es especialmente difícil, ya que no se suelen tener las herramientas terapéuticas necesarias para ello.

Desaconsejamos esta opción, porque es producto del autoengaño característico de la adicción y seguro lo has intentado más veces sin éxito.

También puedes buscar remedios caseros para dejar las drogas, pero también conlleva un riesgo enorme de recaída, dado que los remedios naturales no son una opción contrastada y profesional.

La adicción no será nunca superada con remedios caseros, infusiones, pastillas naturales o flores. Ni siquiera con medicamentos o fármacos, porque lo único realmente efectivo es la psicoterapia.

Recuerda que dejar de consumir durante una temporada no es suficiente para una recuperación definitiva, puesto que no se ha trabajado el riesgo de recaída.

Para ello hay que trabajar con un un profesional con experiencia en el tratamiento de adicciones.

Para poder superar una adicción es fundamental seguir dos pasos:

Comunicar el problema a tus seres queridos: poder hablar sobre la adicción supone un punto de inflexión muy importante.

Esto se debe a que, una vez ponemos sobre la mesa el problema, es mucho más fácil tratarlo. Además, tanto familiares como amigos son personas que pueden enfocar la adicción con una visión más objetiva y orientada a conseguir propuestas efectivas.

Buscar ayuda profesional: en la mayoría de casos, aunque sea sin internarse, es importante seguir las guías proporcionadas por un experto en adicciones.

Tanto educadores como psicólogos y psiquiatras son profesionales que evalúan cada caso en particular facilitando el proceso de desintoxicación. Dependiendo de la gravedad de la situación, es prácticamente indispensable acudir a un profesional.