Crónica de una Adicción: ¿Cómo nos Volvemos Adictos?

cronica-de-una-adiccion-como-nos-volvemos-adictos-clinica-nuevo-ser-tijuana
Temas principales

El mito más grande alrededor de una adicción y de las drogas es que podemos controlar su consumo. Gracias a ello es que la gran mayoría de las personas, particularmente adolescentes, prueban por primera vez una substancia adictiva.

La presión entre amigos y compañeros es un elemento clave para comprender el inicio del consumo de manera recreativa. Desde la idea de que “no pasa nada”, “sólo pruébalo”, se da un contexto social que da poca importancia los potenciales devastadores efectos del consumo de drogas.

Sin embargo, estas ideas están muy alejadas de la realidad. El consumir sólo una vez, el que no pase nada o que probarlo sea inofensivo varía ampliamente de persona a persona, dependiendo de su estado emocional, su contexto familiar y la etapa de la vida que este atravesando.

Si bien para algunos puede resultar inofensivo probar una ocasión o hacerlo de manera esporádica en un principio, con el paso del tiempo y el cambio de su contexto de vida la línea entre ello y caer en una dependencia es muy delgada.

Para otros, desde una primera ocasión de ingesta pueden caer en una espiral peligrosa de adicción que tiene consecuencias físicas, mentales, emocionales y en todas las áreas de la vida.

Es fundamental tomar en cuenta el contexto y la etapa de la vida por la que estamos pasando para comprender por qué estamos en riesgo o por qué caimos en una adicción.

Por otro lado, una de las principal características de las sustancias que se consumen o las conductas adictivas es que nos genere un sentimiento de recompensa, felicidad o emoción a corto plazo que cuando se conjuga con un contexto de vida en el que prevalece el estrés, el sentimiento de vacío, la ansiedad y/o la depresión, se puede facilmente pasar de un consumo recreativo a una adicción, asociando la sustancia o conducta con una escapatoría a la situación actual.

Por lo que una de las principales razones por las que caemos en las adicciones es por la búsqueda de placer instantáneo o a corto plazo, lo que se convierte en un circulo adictivo debido al malestar que sentimos cuando no estamos consumiendo, por lo tanto, volcamos nuestras prioridades hacia asegurar el consumo de la sustancia.

Es importante entender qué significa una adicción:

De acuerdo al National Instituto on Drug Abuse de Estados Unidos, el consumo incluso moderado de drogas puede convertirse en adicción, definiendo esta como una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por la búsqueda y el consumo compulsivo de drogas, a pesar de sus consecuencias nocivas.

Se le considera una enfermedad del cerebro por que sus estructuras y funcionamiento se ven afectados por el consumo de drogas, consecuencias que pueden ser de larga duración si una adicción no es tratada a tiempo.

Lo próximo que vamos a observar en esta étapa es precisamente una pérdida de control del consumo, aunado a una serie de conductas autodestructivas para lograr continuar consumiendo (engañar, manipular, robar, faltar a trabajar o a la escuela, etc.); es una fuerte señal de alarma que el consumo y sus consecuencias en nuestra salud física y mental empiezan a afectar todas las áreas de desenvolvimiento.

Desde el primero momento en el que se inicia un consumo de sustancias adictivas es necesario pedir ayuda, pero en esta etapa es más crucial que nunca, la necesidad biológica por consumir, el aumento de la tolerancia y las conductas detructivas sólo van a continuar empeorando y las consecuencias pueden llegar en cualquier momento a ser irreversibles.

La información sobre las drogas, el alchol y otros trastornos de la salud mental como lo es la adicción al juego (ludopatía) o los transtornos alimenticios es básica para poder decidir lo mejor para nuestro ser querido adicto.

RECONOCER el patrón de la adicción y sus etapas es lo que nos va a permitir ser asertivos y dar el primer paso hacia la sanación: Pedir ayuda profesional.

Inicia el Camino hacia tu Recuperación

Las adicciones no solo afectan a quienes las padecen directamente, sino también a sus familias. En Clínica Nuevo SER, entendemos el impacto que esto tiene. Recuerda, dar el primer paso es esencial. ¡Contáctanos hoy!