¿Trastornos Alimenticios los conoces?

trastornos-alimenticios-los-conoces-clinica-nuevo-ser-tijuana

Temas principales

Los trastornos alimenticios ocurren cuando una persona no recibe los nutrientes ni el número de calorías que su cuerpo necesita para funcionar de acuerdo con su edad, estatura y ritmo de vida.

La pubertad y la adolescencia son las etapas en las que inician los trastornos alimenticios.

Las edades de aparición van desde los 12 hasta los 25 años; sin embargo, en tiempos recientes se ha observado su aparición en edades cada vez más tempranas.

Los trastornos alimenticios están asociados con la dificultad para aceptar los cambios físicos que se presentan durante la pubertad debido a las normas de belleza erróneamente establecidas socioculturalmente y que son divulgadas por los medios de comunicación.

Los principales trastornos alimenticios son la anorexia, la bulimia y la compulsión para comer.

Anorexia

Trastorno alimentario en el cual las personas presentan una repulsión a los alimentos lo cual ocasiona inanición e incapacidad para mantener un peso corporal mínimo para su edad y estatura.

Síntomas.

Peso corporal por debajo del nivel normal mínimo para su edad y talla.

Miedo intenso a ganar peso o a convertirse en obesos. El miedo no desaparece aunque la persona pierda peso.

Alteración de la percepción del peso y de la silueta corporal.

Autoestima baja.

Contar las calorías, carbohidratos y gramos de grasa de cada alimento.

Bulimia

Enfermedad caracterizada por atracones o episodios repetitivos de ingesta excesiva de alimentos, asociado a una sensación de pérdida de control y sentimiento de culpa que posteriormente se compensa provocándose el vómito, consumiendo laxantes o teniendo un ayuno prolongado.

Síntomas.

Perder el control de lo que come.

Sensación de vergüenza por su conducta e intentan ocultar los síntomas.

Vomitar después de comer.

Realizar ejercicio en exceso.

Compulsión para comer

Una persona con este trastorno alimentario se da atracones de forma regular durante varios meses y podrá sentir que no puede controlar lo que come lo que conllevaría a sentirse infeliz por ello. A diferencia de la bulimia, no hay conductas compensatorias como el vómito o el uso de laxantes. En un principio suelen ser personas con peso normal, pero con el tiempo aumentan de peso y tienen a ser obesos.

La compulsión para comer está asociada, en la mayoría de los casos a depresión, ansiedad u otros problemas emocionales.

Síntomas.

Comer demasiado en menos de dos horas y de forma regular.

Comer cuando no tiene hambre.

Comer por motivos emocionales, como estar triste, enojado o aburrido.

Sentir que no puede parar de comer.

Sensación de disgusto, culpabilidad o depresión después del atracón.

Comer solo ya que se siente vergüenza por la cantidad que come.

Los trastornos alimentarios se presentan en mayor medida en las mujeres, sin embargo los casos en los hombres ha aumentado de forma constante.

Screenshot-2024-02-23-at-1.09.46 p.m.png
Screenshot-2024-02-23-at-1.09.46 p.m.png